Busca dentro del Blog

16/12/14

Las Mejores Canciones Del 2014 (20 - 1)


He aquí la cúspide con las mejores 20 canciones del 2014, la última entrega y la que define el conteo. ¿Sorpresas? aquí se encuentran grupos que dejaron en claro que sus discos serían los mejores del año, otros en consecuente, como la aparición de The Black Keys, una enorme canción en un mal disco. Las listas de 6 personas coincidieron y al final precisaron cada una de las que estaría aquí y un unánime primer lugar. Canciones que van un poco más allá del gusto personal, la elaboración o su simpleza, pero lo que provocan en quien las escucha, eso es invaluable y quizá, perduraran por mucho, pero mucho tiempo.





20.- Moving To The Left
Woods
With Light And With Love


Una canción tan arraigada a la costumbre de Woods donde Jeremy Earl se enfoca en la melodía acústica y orgánica bajo esa capa estéril y lúcida que siempre ha usado, se despoja de la instrumentación eléctrica de "Bend Beyond" y con exquisitez recita sus versos y un estribillo mientras un órgano le hace telón de fondo y se respaldan por una percusión simple pero bien amarrada. Earl y Woods son una banda que pueden centrarse en su fuerte y desde ahí construir cosas tan buenas como "Moving To The Left".



19.- Your Love Is Killing Me
Sharon Van Etten
Are We There


Quizá Sahron Van Etten carece de una imagen tan impactante como la de St. Vincent, pero en tema de hacer música, no dista mucho de la chica del cabello rizado. "Your Love Is Killing Me" podría ser la mejor canción en la historia de Van Etten, el tema se sostiene en su agonía y se desgarra por el motivo que dicta su titulo, así la autora lanza todos sus reclamos y peticiones mientras todo va subiendo de intensidad, pero no se puede dejar ni un poco de lado la gran columna vertebral que crea la voz y el piano, esa parte central donde se construye este himno, desde lo más sereno hasta un punto épico de una forma sutil pero así igual emocionante.



18.- Magic
Coldplay
Ghost Stories


Debo admitirlo pero Coldplay nunca ha dejado de ser una gran banda para el mundo, de esas que no tiene fronteras para encajar en cualquier gusto. Y a pesar de que en este lado de nuestros gustos "Mylo Xyloto" fue un producto excesivamente producido y su álbum más pretencioso (comercialmente hablando), con "Ghost Stories" volvieron a lo melancólico de sus primeros discos gracias a la ruptura amorosa de Chris Martin. Es aquí donde puedo comenzar diciendo que Coldplay me ha sorprendido de nuevo por como es capaz de crear un himno de estadios sin siquiera salir de la calma. "Magic" en su sutileza lleva su virtud, en su interpretación entrecortada, en su base rítmica escueta y en esa delicada linea de bajo y apenas con unos gramos más materia, logra causar un pequeño éxtasis cuando se despierta su hermoso fondo acústico.



17.- Istanbul
Morrissey
World Peace Is None Of Your


En sus mejores momentos Morrissey puede ser tan fino como "Istambul", además es en esta canción donde mejor queda representada la producción que se le dio al disco, un color particular que aunque hermoso, también se siente muy pesada. "Istambul" se trata de una melodía embajada más oscilante, una guitarra ligeramente sucia que mancha lo suficiente el papel sin dejar de ser fantástico. El bajo y el tambor llevan todo esto moviéndose con un compás exótico pero sin dejar de hacerlo con suma facilidad. Vocalmente Morrissey está de vuelta sonando fuerte y constante, no es que se nasal voz sea la mejor de su carrera pero su pecho puede darle un último toque sentimental a sus letras como cuando aquí se lo propone.



16.- Queen
Perfume Genius
Too Bright


Incluso cuando "Too Bright" abre con "I Decline" pareciera que es una inocente continuación a "Put Your Back N 2 It", pero "Queen" muestra la metamorfosis. Al oír este tema no puedo evitar pensar en David Bowie, en sus años más andróginos y estrafalarios, Mike Hadreas canta retador y se despoja de esa timidez que lo caracteriza. La música es un punto y aparte, cada tintineo del teclado, sus cambios bruscos ante la llegada del estribillo, cada - Uhhh! - y la marea que provoca, y ese eclesiástico final. Son casi 4 minutos del mayor estado de gracia que Mike Hadreas ha profesado hasta la fecha.



15.- Rainbow
Robert Plant
Lullaby And... The Ceaseless Roar


El estado más dulce de Robert Plant se encuentra en "Rainbow", adornando con encantos puros y llenos de amor un álbum de esplendoroso como "lullaby and... The Ceaseless Roar". La sensibilidad de una dulce melodía entonando alabanzas de amor hacia una persona, sublimes cánticos ante la prioridad de la docta música. "Rainbow" es un tema donde la voz de Plant sobresale a pesar de ser solo como un susurro, pero el sentido de la canción recae en la hermosa letra cual recita y asevera - And I will be a rainbow, Now your storm is gone. And I will bring the song for you -, navegando por una arabesca e hipnótica percusión y un medular sólo de guitarra mientras la melodía se baña de una brisa hawaiana. Una canción que no se podría definir de otra forma mas que hermosa, en toda la extensión de la palabra



14.- Under The Pressure
The War On Drugs
Lost In The Dream


"Red Eyes" se estrenó a finales del 2013, justo unas semanas antes de hacer las listas del año pasado. dicha canción fue rotundamente favorito instantáneo y las ilusiones por oír lo que vendría en el nuevo álbum de The War On Drugs se elevaron más allá de los cielos. Entonces el día llegó y el track de apertura simplemente reafirmó todo. The War On Drugs vino a ofrecer el mejor álbum de su carrera, apostando todo desde el primer momento con un tema de casi 9 minutos. Es su ritmo plano y tan básico pero en milimétrico ascenso, la forma en la que Adam Granduciel se libera de presiones con lo que narra en su letra, la parte central improvisada pero donde se le añaden los vientos del saxofón y esa monumental vuelta pero ahora cuando la fuerza ha sido potenciada. Abrir el mejor disco del año con una canción así y entonces dar entrada para "Red Eyes", es para la historia.



13.- After The Disco
Broken Bells
After The Disco


Esta fue quizá la primera canción más irresistible del año, y es que lo hecho por James Mercer y Danger Mouse fue una exposición de sus mejores virtudes y la canción "After The Disco" la más flagrante de todo su nuevo álbum. Comenzando desde su linea de bajo tan inquieta y contagiosa, la genial ambientación en teclados cortesía de Danger Mouse, y una linea vocal excesivamente melosa por parte de Mercer. El estribillo y su salto donde deja solo al teclado es un triunfo; una pieza de lujo para las pistas de baile, irresistible a cada segundo, por cada elemento.



12.- Keep In The Dark
Temples
Sun Structures


Gracias al revuelo de Tame Impala, no tengo duda que Temples se ha inspirado. Pero como en la reseña hecha en Febrero de este año, me parecen un meritorios representantes de la corriente al la de la banda de Australia. "Keep In The Dark" está aquí porque poco de los excesos de psicodélia tiene, pero lo brillante aquí es la forma en que se crean grandes melodías, algo que bien pudo haber hecho el mismo Paul McCartney en sus épocas más desafiantes de The Beatles ("Hello Goodby"). Aquí el formato Pop teñido de colores y básico por su conducción de guitarra acústica, pero "Keep In The Dark", es más que eso, es todo una experiencia devota de las más hermosas lineas vocales, es casi imposible creer que exista una canción con tantos bloques melódicos diferentes y cada uno, con un encanto soberbio en cada una de sus fases, memorable de inicio a fin.



11.- Weight Of Love
The Black Keys
Turn Blue


Es una pena que The Black Keys haya caído tanto después de que "El Camino" fuera un abrumador éxito. Es una pena que Dan Auerbach se está convirtiendo en mejor productor (Lana Del Rey, Ray LaMontagne) que músico, y que viceversa Danger Mouse en mejor músico (Broken Bells) que productor. Sin embargo, el track que inaugura "Turn Blue" podría indicar absolutamente todo lo contrario, ya que este es una obra maestra. "Wight Of Love" es un opus por parte de Patrick Carney y Dan Auerbach, una canción que posee lapsos instrumentales hipnotizantes como lo ha logrado también el efecto de la portada del álbum, donde se ofrece quizá el mejor solo de guitarra en la historia de The Black Keys, son casi 7 minutos de Rock Psicodélico y progresivo que encajarían en cualquier álbum de Pink Floyd post-"Wish You Where Here".



10.- Our Love
Caribou
Our Love


Dan Snaith sigue introduciéndose con total autoridad en la corriente del Rock/Pop con Caribou, lo hizo con "Andorra", con "Swim" y este año lo vuelve a hacer con "Our Love". La causa de esto es su excelente música electrónica, sutil, cantada y perfectamente balanceada entre el Techno y el House. El 4to y homónimo tema de su cuarto disco llamado “Our Love”, es un maravilloso festín de sonidos administrados en cuidadosas dosis para evitar caer en el caos, conviviendo con gran afinación gracias a la presencia de Owen Pallet como colaborador, haciendo de éste el tema más bailable del disco, pero sin irse demasiado lejos en intensidad para romper la delicada y amorosa linea del disco, rayando por momentos hasta con el Soul.



09.- Silver Timothy
Damien Jurado
Brothers & Sisters Of The Eternal Son


Dicho ya en el apartado de discos, Damien Jurado ha creado su mejor álbum en casi 20 años de carrera, no es coincidencia, desde "Maraqopa" Richard Swift decidió tomarlo y ayudar a que las virtudes de Jurado fueran potenciadas y mejor trabajadas. "Silver Timothy" fue la canción primicia de "Brothers & Sisters Of The Eternal Son" un equilibrio y fusión perfecta de lo mejor de autor y productor, la narración íntima y encriptada de Jurado siendo absorvida por un paisaje natural abstracto dando vueltas en un ritmo elíptico que se va ampliando y detonando en cámara lenta hacia su casi apocalíptico final. Este nuevo agregado de percusión es parte importante, donde ahora se siente y oye más rupestre, el eco los efectos en la voz, los coros distantes, el bajéo elástico logrando de entre tanto una melodía de ensueño que no peca de inocente.



08.- Seasons (Waiting On You)
Future Islands
Singles


Future Islands se jugó todo este año, la oportunidad de haber salido de Thrill Jockey, casa donde editaron sus 2 discos anteriores y ahora haberse mudado a 4AD era el momento perfecto para que el mundo entero supiera quienes eran. Cualidades las tienen de sobra para ser una gran banda que ahora se augura, crecerá con los años. Pero en "Singles" lo grandes temas no podrían desaprovecharse, "Seasons (Waiting On You)" desde su salida era candidata a ser una de las canciones más trascendentales del año, pero cuando Samuel Herring y compañía tuvieron la oportunidad de salir en un Late Show como el de David Letterman sabían que era el ahora o nunca, entonces Herring hizo lo propio, sentir y actuar de sobremanera su canción, desde el baile hasta los guturales cantos, después de esa noche Future Islands no volvería a ser la misma banda desconocida de siempre. Su mejor canción ahora era viral en internet, una canción potente, tanto de su New Wave y Shoegaze tradicional con una potente dosis de Post-Punk, las virtudes evolucionadas del grupo un Sam Herring dándole una interpretación a una gran letra que habla de una relación resquebrajándose en la que nadie quiere ceder pero advierte, dejar al lado el orgullo podría ser la única salvación.



07.- Forests
Duologue
Never Get Lost


Duologue es como si Thom Yorke hiciera una de sus mejores canciones paralelas a Radiohead y Luke Jenner (The Rapture) le ofreciera una de sus interpretaciones más sutiles e infecciosas. Entonces aparecería "Forests", un tema grandioso por sus experimentaciones, por sus frágiles sonidos bellos como el arpa de la apertura, su vestimenta de orquesta, sus luminosas cuerdas de guitarra, sus débiles claves y sus teclados de cristal. El lamentosos canto de Toby Leeming dirigiendo la música es quien se lleva toda la atención, y es que la música se a pesar de ser excelsa, se aísla lo suficiente para dejar a Leeming en el centro del escenario como protagonista de su lamento.



06.- Prince Johnny
St. Vincent
St. Vincent


St. Vincent sigue sorprendiendo con cualquier cosa que haga, ya sea cuando es estrafalaria y nerviosa en su guitarra ("Rattlesnake") o como cuando se dispone a mesurarse y pone adelante la inteligencia antes que los impulsos emocionales. "Prince Johnny" es el ejemplo de esto último, un tema que trae lo mejor de los momentos de calma de "Strange Mercy", pero esta calma impresionante se conjunta con sensibilidad Pop y un ingenio lírico abrazador plasmado en un canto impecable, todo a la vez y al final sin sobrecargar el resultado. Una demostración más de como quizá St. Vincent se convierta en una de las mejores artistas (mujer) de la historia.



05.- It Takes A Lot To Know A Man
Damien Rice
My Favourite Faded Fantasy


Nunca Damien Rice había logrado una canción tan larga y tan buena, lo mejor de su estilo está impreso en "It Takes A Lot To Know A Man", todo una ópera de lo más selecto de su Folk con desplantes al Rock. Tanto tiempo para dar vida a "My Favourite Faded Fantasy" lograron como resultado una gran canción como está donde Damien Rice suena clásico desde su forma de mover las cuerdas de su guitarra acústica respaldada por un piano y una sección de cuerdas que ayudan a llevar el tama hacie un dramatismo necesario en el estribillo y un epilogo igual de trágico que hacen sentir como si esta hubiera sido la banda sonora del momento climax de una película de cine de arte.



04.- Knock Knock Knock
Spoon
They Want My Soul


Para dar aún más plus a "They Want My Soul", la incongruente y discordante "Knock Knock Knock" da muestra de cómo Spoon puede cuadrar su más caprichosa creatividad, hacer convivir una guitarra acústica con lo mordaz de su eléctrica, los ruidos accidentales y la voz de Britt Daniel quien aquí lanza un reclamo a la cotidianidad. En este reclamo al que se le agregan gramos de intensidad sorprenden sus arreglos que llevan el track a un ansiado estado de ánimo que compagina con lo que Daniel canta, ahí es donde contrasta un silbido o la histérica aparición de la guitarra acústica. Dentro de todo esto "Knock Knock Knock" se vuelve un tema completo e igual de exitoso que el resto del gran álbum donde se contiene.



03.- Feel
Ty Segall
Manipulator


Todos los experimentos realizados parecen haber estado construyendo el camino hacia "Manipulator", un esfuerzo importante que destila esa imprevisibilidad dispersa dentro de un enfoque nuevo y más complejo a la grabación, que utiliza su destreza técnica mientras que todavía está apegado a su tradicionalmente rebelde estilo. Esta es una síntesis completa de todo lo que Ty Segall venía realizando a la fecha, en todo caso y siendo su más extenso álbum, "Manipulator" logra recopilar todas las virtudes y llevarlas a todas y cada una de las 17 canciones aquí presentes, lo cual indica que su don de prolífico y talentoso también va en aumento. Pero si hay que mencionar una, la más sobresaliente de entre todas, esa debe ser "Feel", son todas las potestades de Segall canalizadas en uno solo, el camino marcado por la guitarra acústica, guiado por ese arrollador bajo y acelerado cuando la guitarra eléctrica aparece de forma derrapante. La adrenalina sube y por consecuente en la mente de su autor la locura se comienza a desbordar y encuentra cura el un lapso donde su guitarra es en quien recae todo su mal (en el buen sentido), liberando un solo de guitarra que desborda de éxtasis los poco más de 4 minutos de duración de "Feel".




02.- With Light And With Love
Woods
With Light And With Love


Woods a menudo en su carrera siempre fue un grupo inofensivo que se enfocaba en la canción Pop basada en instrumentación acústica ciertamente. Fue hasta 2012 cuando Jeremy Earl comenzó a despuntar y a potenciar su estilo con energía Rock. A partir de "Bend Beyond" ya no solo era como Bob Dylan (el no eléctrico) o The Band, sino aparecía algo más de Neil Young. Si algo podría quedar de duda de los pasos agigantados que Woods está dando con cada disco, esta duda puede ser destruída con el tema "With Light And With Love", 9 minutos de todo el poderío de Earl y compañía en su máximo esplendor. Es aquí una ampliación de todas sus herramientas sonoras y arreglos más aventureros, así como sus cada vez más complejas ejecuciones. Todavía con las remembranzas al Country-Rock americano de los 70's "With Light And With Love" posee rasgos tanto del Rock como la psicodelia de los 60's, en especial por el efecto nítido y doble a la voz, algo tomado de The Beatles. La canción comienza desafiante, pero no demasiado alejada de la temática del álbum, un cuerda de guitarra nerviosa amenaza con detonar la actitud en algo más espectacular. Pero es a medida que la canción se extiende, se disuelve en un atasco que llena el espacio con sus órganos avellanados y su batería cada vez más turbia, bajo de conducción, y todo tipo de agregado auxiliar arrastrándose lentamente en la mezcla. Este tipo de instrumentación es nuevo para Woods, quien en sus primeros días se basó más en reverberación fantasmal de instrumentos organizados precisamente para dar cuerpo a sus canciones. La segunda mitad de la canción donde una fuerza y locura descomunal es liberada por ese gran solo de guitarra es para dar prueba de que esos días se han acabado.




01.- An Ocean In Between The Waves
The War On Drugs
Lost In The Dream


6 meses más y "An Ocean In Between The Waves" sigue aquí como la mejor canción del 2014 contenida en el mejor disco del 2014 con todo y el haber de muchas cosas elaboradas con instructivos de hace más de 20 años. "Los In The Dream" es magistral en todo momento, desde su apertura con "Under The Pressure" pasando por la sublime "Red Eyes", pero nunca se acerca a su momento de mayor emoción al menos de la forma en que lo hace con "An Ocean In Between The Waves". Esta es una canción que parte desde una lírica cruda y realista, Adam Granduciel se instala como protagonista de su historia, se describe como un hombre solitario que busca el sentido de sus días, pero mientras, disfruta de los placeres gratuitos y más sencillos de lo cotidiano como sentarse a reflexionar a la luz de la luna. Mientras esto va ocurriendo la intensidad de su música va creciendo, se va descubriendo junto con ella, el tema no crece hacia arriba, no es épica barata, hay momentos donde simplemente las palabras no alcanzan y salta al vació para hacer hablar a su guitarra con riffs que también buscan salida e improvisan su sentir a través de cómo las manos de Granduciel se mueven por las cuerdas de su instrumento, se mesura y se vuelve a cuestionar - ¿Puedo ser libre? - se pregunta, antes de darse cuenta que él es dueño de su libertad para sentenciar con la última oración - You're like an ocean in between the waves - y volver a emerger con un songcraft maestro. La canción se expande a lo largo y ancho mientras todo llega a su máxime, simplemente suena nuevo y auténtico, triunfal, y emocionante. De estos últimos 4 adjetivos, lo mejor de todo un año.





Elección de canciones por:

José Marr (@JR_Marr)
Omar Ruíz (@omy1704)
Fernanda Beltrán (@Muchasal)
Esteban Martínez (@EMartineC)
Jonathan Grajeda (@Sr_Kodama)

4 comentarios:

  1. mmm la portada es de un disco de Caribou... osea que Caribou en primer lugar?

    ResponderEliminar
  2. Yo era una de esos escépticos que no creía en lo hecho por the war on drugs, lo he repasado al ver que en muchísimas listas está considerado entre los primeros 5 y en la mayoría en el 1.

    lo reconozco, gran disco el de esta banda. y esta canción que han colgado en la 1 es enorme, aunque ahí sí me quedaba con red eyes. enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. Ese disco de war on drugs es una maravilla, el de woods un descubrimiento, aunque como ya lo dijo pitchfork, seasons de future islands pudo haber escalado posiciones, fácilmente haber desplazado a segall del número 3

    ResponderEliminar